1

TEEYLT 05.- LA LLEGADA DEL NOVIO

El día de la boda al novio casi le pilla el toro. ¡¡No hay prisa!! ¡¡No hace falta madrugar!! ¿Para qué? La boda era a las 19:30. Pues con esa premisa empezó el día.

Por la mañana, el novio se levantó a las 11:30 de la mañana y tras colgar un cuadro en la pared (cosas de la noche anterior) se tomó una ducha reparadora, de esas “quitarresacas”. Lo mejor era ponerse fresquito y bajar al Dayamon a tomar un café tan reparador como la ducha. El caso es que yendo al Dayamon el novio se encontró con mucha gente, como era de prever. Desayuno frugal para empalmar con las tapas.

Y así fue. Tapear, tapear y tapear. Cerveza, tapa, cerveza, tapa, cerveza, tapa, café… ¿gintonic? Sólo Miguelma.

Así que haciendo el cabra, de repente, nos dieron las 16:30 y pareció que ya era hora de ir a vestirse. Había muchas cosas que hacer, acicalarse, vestirse y colocarse los gemelos, que aún no los tenía el novio. En la habitación se vistió tranquilamente y a las 17:50 se acercaron la madre y la hermana para los últimos retoques… Y al bajar al vestíbulo del hotel para coger el autobús, que esperaba en la puerta, de repente…

IMG-20140728-WA0020

Llorens estaba esperando en el vestíbulo con los gemelos que había hecho artesanalmente la hermana del novio y había guardado en secreto. ¡¡¡Los gemelos de Homer Simpson!!!

Así que aprovechando el momento para saludar a la gente, todo el mundo se subió al autobús para ir a El Ejido. El autobusero no era muy espabilado, así que aparcó un poco lejos de la plaza y el último tramo hubo que hacerlo andando. Había tiempo, eran las 18:45. Así que el novio decidió entrar a lo grande a la plaza…

1546027_10152613664962392_2934634305404973255_n¡¡Menuda comitiva!! Así que hubo que hacer tiempo esperando a la novia y lo mejor para templar los nervios fue tomarse un patxaran en el bar de al lado del ayuntamiento. Así paso el tiempo hasta que a las 19:25 el novio vio llegar a su suegra y le empezaron a temblar las piernas.

Llegó la hora.

Anuncios
0

71.- MALAESKINA

Imagen

Todo lo bueno se acaba, y se nos han acabado las vacaciones. Estamos de vuelta al trabajo y a la rutina.

Por eso vamos a recuperar la vida ordinaria rememorando las tapas que nos comimos el viernes pasado en el bar Malaeskina, en El Ejido. Es un bar que está en la calle Madrid, número 5 de El Ejido. Hay un tapeo muy bueno y unas raciones de primera. Nos gusta pasar por allí cuando bajamos a El Ejido y esta vez nos invitaron los padres de la novia.

Recomendamos el tapeo, pero también merece mucho la pena las raciones. Han buscado darle una vuelta más elaborada a las tapas teniendo también en carta las tapas tradicionales. Sirvan como ejemplo las siguientes ocho fotos, para abriros el apetito. (El salmorejo está de escándalo):

Imagen

 

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

La página de facebook donde podéis encontrar de todo un poco es la siguiente:

https://es-es.facebook.com/pages/Bar-Malaeskina/253846988075355

 

0

44.- SOLERA

Hoy vamos a hacer una pequeña reseña de dos lugares interesantes para ir. No tenemos ninguna razón especial para hablar de ellos, salvo que son dos sitios veteranos en la hostelería almeriense y además, hemos estado en los dos.

Imagen

Por un lado tenemos Casa Puga. Esta taberna tiene más de cien años de historia. Según reza su web, empezó su actividad como bar en 1890. Se encuentra en la calle Jovellanos y será seguramente uno de los bares más antiguos de la capital.

Al entrar parece que retrocedes en el tiempo. Tiene una sabor añejo, pero que muy añejo. Una colección de botellas como decoración (o eso esperamos), oscurecidas por el paso del tiempo en todas las estanterías. También cuelgan de sus paredes un montón de fotografías que dan fe de la cantidad de historia que albergan esas cuatro paredes. En cuanto a las tapas, son  de carácter tradicional y con productos de la tierra… ¡¡¡Esos jamones colgados del techo!!!

Es otro estilo diferente a lo que os hemos presentado en otras entradas del blog, pero como dicen allí… “LO MEJOR DE CASA PUGA SON SUS CLIENTES”.

http://www.barcasapuga.es/

Imagen

Por otro lado, tenemos la cafetería Coimbra. Esta cafetería está en el paseo de Almería. En el mismo centro de la capital.

Es un sitio fino, de los de ponerse guapo, ya que te va a ver sentado en la terraza media capital, ya que por la zona pasa muchísima gente. Una de las cafeterías con más solera.

Lo tradicional de la cafetería son sus famosos chocolates con churros, aunque no sólo ponen desayunos. También se puede tomar el aperitivo o la merienda.

https://www.facebook.com/pages/CAFETERIA-COIMBRA/168215143266758

Ah, y tenemos pruebas de que estuvimos este verano tomándonos un refrigerio 😉

Imagen

1

33.- UNAS TAPILLAS POR HUÉRCAL DE ALMERÍA

Imagen

Hoy hemos aprovechado el domingo como hacemos casi siempre que venimos a El Ejido. Nos hemos ido de tapeo. No todo es comer, así que primero hemos ido al pueblo de Gàdor a ver el belén monumental que han colocado en la plaza del pueblo. Está bien. Tiene figuras a tamaño natural y es bonito, pero nos parece pretencioso llamarlo monumental 😉

Así que después de cultivar el espíritu hemos ido a cultivar el cuerpo. Hemos conocido un sitio que está en Huércal de Almería, en un polígono industrial, que se llama Bocanegra. Nos ha gustado mucho el sitio.

Es un local bastante amplio, con la posibilidad de tapear o de comer raciones y menús. Además tiene un punto a favor muy curioso… hacen cerveza casera. Al entrar al restaurante se puede ver una sala que tienen donde están colocados los depósitos donde la hacen y todos los aparatos aledaños que hacen falta. También hay muchos detalles de decoración como, por ejemplo, un carrito con tónicas para hacer… ¿combinados?

Os dejamos unos pequeños ejemplos de lo que se puede comer. La carta es la siguiente:

Imagen

Y unas imágenes de esas que valen más que 1000 palabras…

CAM00662CAM00650CAM00660CAM00656CAM00657

0

16.- TAPEANDO POR ALMERÍA

Imagen

Antes de nada… ¿qué tal un apunte cultural?

Vamos a explicar de dónde viene el concepto de tapa y por qué se llama así. Hay muchas versiones de la historia y todas coherentes, sin embargo, nos vamos a quedar con esta, que es la que nos han contado. Cojo el texto de la wikipedia:

”Un cuento popular, dice que el sobrenombre de ‘tapa’ surgió cuando los Reyes Católicos, yendo de visita a Cádiz pararon en el camino desde la Isla de León (hoy en día San Fernando). En la taberna en la que pararon, había un número exagerado de moscas. Por este motivo, Fernando II de Aragón pidió que, mediante una loncha de algún embutido que tuviese el tabernero, se tapase su vaso de vino. Así lo hizo el tabernero, cubriendo el vaso del monarca con una loncha de salami con estas palabras: “Aquí tiene su tapa, majestad”. Esto se convirtió en poco tiempo en una costumbre en las tabernas españolas, sobre todo en verano, ya que el clima cálido propiciaba la aparición de moscas en una época en la que la higiene era deficiente.”

Imagen

Y ahora, sí, al tema que nos interesa. Hay que tener en cuenta que se puede ir de tapeo y comer mucho, pero también se puede ir de tapeo y picotear en plan fino. Depende mucho del lugar al que vayamos de tapeo, para obtener una cosa u otra.

Hoy vamos a hablar de unos bares que se encuentran en la capital y son de los de comer mucho. Los bares “Calzada”. Cualquier persona que haya visitado Almería o que resida allí conoce estos bares. Empezaron por el “Calzada” de la calle Calzada de Castro  y ya van por cuatro cinco más abiertos por el resto de la ciudad.

Imagen

La peculiaridad de estos bares es que las tapas son gigantescas. Un profano en la materia se puede pensar que no puede ser rentable dar semejantes tapas con la consumición, pero si las dan será porque sí. Cuando hablamos de tapas gigantescas nos referimos a un escalope con patatas, una patata asada rellena de atún o un cuarto de pollo.

Imagen

Este verano estuvimos de tapeo en uno de ellos y por 2,50€ el tercio de cerveza nos pusimos las botas. Nosotros pedimos lo que se ve en las fotos: un bollo de pan con un huevo, tocineta y patatas, un escalope con patatas y alioli, pulpo frito con patatas y tomate o un cherigan de jamón y queso. El cherigan en Almería es el equivalente a lo que en otras zonas de España se conoce como “panini”.

Y que nadie se despiste… La tapa acompaña a la cerveza, al tinto de verano o al mosto. Los refrescos nunca se sirven con tapa y todavía no sabemos por qué.

Imagen

0

03.- ÑAM, ÑAM, ÑAM

ImagenHoy vamos a hablar de un punto muy a favor de Almería. Si hay algo que caracteriza a la vida social de Almería son… ¡¡¡las tapas!!! Aquí encima tenéis una de las que más nos gustan, la patata rellena. Acostumbrados como estamos muchos a pagar 2€ por una caña, resulta más que estimulante llegar a Almería y salir de tapeo.

En la mayor parte de los bares del país, se pide la bebida y la comida por separado, y se paga todo. Es por ello, que muchas personas cuando llegan a Almería por primera vez se quedan ojipláticos cuando ven que les dice el camarero: “¿y qué leh pongo de tapilla?”.

Primero, hay que explicarles que la tapa no se paga, que va incluida en el precio de la bebida. “¿Sí, de verdad? ¡Qué bien!”

Segundo, hay que decirles que tiene que elegir de la Carta de Tapas. O sea, que no solamente es gratis, sino que además te dan para elegir y de una lista bastante prolija.

Tercero, llega la tapa y ver que la hamburguesa que les traen de tapa llena el plato y… “joder, si hace una semana me pedí una hamburguesa como esta  pagué 5€”. La magia del tapeo.

Otra cosa curiosa. Las tapas van incluidas con la cerveza, el tinto de verano y el mosto. Normalmente con un refresco no. ¿Por qué? Pues no lo tenemos claro, pero imaginamos que será cosa de márgenes comerciales.

ImagenAh, y una recomendación que hacemos antes de terminar. La costumbre es la de sentarte en un bar a tapear y no ir tomando tapas por diversos bares. Así que como no hay paseo entre bar y bar, lo mejor es pedirse una tapa grande con la primera ronda y después ir disminuyendo el volumen de las siguientes.  Por ejemplo, primera tapa: hamburguesa. Segunda tapa: calamar a la plancha. Tercera tapa: quisquillas. Con tres está bien. Eso sí, los que sean más tragones podrán pedir tapas grandes hasta que el estómago aguante.

Entonces… ¿nos vamos de tapeo?

Imagen