1

TEEYLT 35.- LOS REGALOS. LAS CHICAS DE MENDAVIA.

Apenas sin tiempo para recuperarnos de la “emoción” del regalo de los chicos de Mendavia, se acercaron a la mesa las chicas de Mendavia.

          OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y.. ¡¡cómo no!! También hubo prueba-broma-putadita para que resolviéramos si queríamos que nos llegara el regalo de este grupito de chicas (y algún respectivo que vino también).

Como están deseando que tengamos una criatura para turnársela y poder pasearla por La Carrera de Mendavia, nos trajeron una caja con todos los accesorios necesarios para criar un bebe muñeco. ¡¡Pero es que nos trajeron también el muñeco!!

La prueba consistía en llenar de fotos un álbum con nosotros y Kurruskis, que así llamaron al pequeño, haciendo diversas actividades que nos detallaban dentro del álbum.

IMG_20141218_160316617

Ni que decir que lo hicimos, pero para que veáis qué maldad tienen estás chicas, os ponemos algunas de las fotos que tuvimos que hacer y en qué lugares nos hicieron meternos para completar el álbum de fotos. Nos costó casi cinco meses terminarlo.

IMG-20140924-WA0000

IMG-20140917-WA0002

movil 321

IMG-20141211-WA0003

IMG_20141224_234430276_HDR

IMG_20141011_244429885

IMG_20141010_205836650

IMG_20141218_131413267_HDR

IMG_20141213_083841187

IMG_20141212_112316050

IMG_8175

Y qué decir de nuestro chicarrón, Kurrusikis. Se echó novia y se llamaba Mokilesia.

1

72.- LA PRUEBA DEL MENÚ

ImagenUna de las cosas que hemos estado haciendo los dos estas vacaciones ha sido la prueba del menú. El sábado 19 nos dejamos caer los novios acompañados de los padres y la hermana de la novia así como de la madre del novio con la intención de salir de dudas con respecto al menú.

Algo sencillo, a priori, pero muy complicado en el momento que empiezas a ver desfilar platos por delante del paladar. Se complica más la cosa si lo que hay que probar son 18 platos diferentes, 3 tipos de sorbetes diferentes y 3 tipos de postre diferentes. Sí, lo sabemos, la dieta se va al carajo en un día así, pero a nosotros nos hacen los trajes a medida.

ImagenAsí que nos aflojamos el cinturón y nos pusimos a degustar uno tras otro todos los platos: 6 entrantes, 6 pescados y 6 carnes.

Y lo conseguimos por partida doble. Acabamos con los 18 platos y acabamos con las dudas. ¡¡¡Tenemos menú!!!

ImagenLo malo es que las tres opciones de postre/tarta nupcial no nos convencieron a ninguno de los comensales y por una razón bastante curiosa… ¡¡Eran demasiado dulces!! En julio, en Almería, a las temperaturas que nos vamos a encontrar, es mejor tomar un postre sabroso pero fresquito. Así que vamos a dar una vuelta a este punto para hacerle alguna propuesta de tarta a Rafael, el jefe del restaurante, el que maneja el cotarro.

Ah, ninguna de las fotos que hemos colocado pertenece a lo que hemos decidido cenar ese día… ¡Ay, no podíamos romperos el encanto!