0

57.- LA PLAYA DE LOS MUERTOS EN CARBONERAS

Imagen

Un poquito de playa, que llevamos una semana con un cielo azul que todavía no nos lo creemos por el norte. Después de un mes lloviendo a mares y con unos temporales de viento que harían llegar a cualquier barco de vela a América en cero coma, resulta que había un sol detrás de las nubes.

En fin, al lío. La playa de Los Muertos es lo que se podría calificar como una playa caribeña, ya que tiene un agua muuuuuuy cristalina. Dicen que el nombre le viene porque era una playa a la que solían llegar cadáveres de naufragios o marineros que morían ahogados en alta mar, aunque no está contrastado.

Lo bueno es que es larga, como las de Almería en general. Tendrá más de un kilómetro. Lo malo es que es de piedrillas, aunque conforme te vas metiendo al agua se hacen cada vez más chiquitas.

Para llegar no hay que ser alpinista, pero sí tener cierta capacidad montañera. Los accesos no son fáciles; ninguno de los dos. Conviene evitar llevarse a la agüela a esta playa, salvo que tenga muletas todoterreno. Eso implica también que no hay niños muy pequeños, o por lo menos, llevarlos les costará bastante a los padres. Por ello, podemos decir que no se pasa por casualidad por allí, si vas a la playa es porque realmente quieres ir a la playa.

ImagenTambién es un buen lugar para el buceo. Pececitos y más pececitos. Y si seguís buscando, lo mismo encontráis algún velero hundido.

Una recomendación, para los más alocados y para las más atrevidas. ¡¡Cuidadito con los días de viento!! Si sopla levante, hay que tener mucho cuidado al bañarse porque es una playa en la que cubre con rapidez. Tiene bastante desnivel, pegan unas olas de escándalo  y con el viento se corta la playa y cuesta bastante salir. Lo sabemos por experiencia. De todos modos, los días sin viento se pone hasta la bandera de gente, ya que el baño es muy agradable.