0

22.- EL MENÚ

La cena es ese momento de las bodas que está todo el mundo esperando porque llegan caninos. En el transcurso desde la ceremonia hasta que se sale para el restaurante, la gente piensa “no voy a comer nada, que luego vamos a comer mucho”. Así que en el momento de sentarse a cenar están todos con mucha hambre. De todos modos, ese es el objetivo, ¿verdad? Así que como había buen apetito, comimos. Nosotros no somos de esos novios que no prueban bocado en dia de su boda. Nosotros queríamos participar de todo y nunca nos ha quitado el hambre el nerviosismo.

fotografo fernando 0385

Nos sentamos en la mesa presidencial acompañados a un lado de los padres de la novia y al otro lado de la madre del novio y empezó el festín. Adelante. Ya se sabe que mientras los novios no hacen cosas no las hace nadie. Mientras no se sirva a los novios, nadie come. Mientras no se dé de beber a los novios, nadie bebe. Y eso está muy bien, cuando eres el novio o la novia 🙂

Pues para los que no estuvisteis os dejo un repaso del menú, y así veis lo que os perdisteis. Los aperitivos no los destallamos porque había muchísimos diferentes y tampoco hay que aburrir.

Ensalada de pulpo, bacalao y gulas con arándanos en su vinagreta de pimentón.

1

Milhojas de lubina.

2

SORBETE: Mojito.

3

Trío de ibéricos. Presa, pluma y secreto con salsa en su jugo y pastel de patata.

4

Pero tampoco íbamos a ser nosotros los que inventáramos la rueda y nos dejamos llevar por las algaradas habituales de estos eventos. Ya sabéis. Gritos de ¡¡que se besen, que se besen!! y sus múltiples variantes (¡¡que se besen los padrinos!!, ¡¡en lo alto de la silla!!, etc). Eso sí, que nadie nos vuelva a decir que el día de tu boda no tienes tiempo ni de cenar, porque nosotros cenamos… ¡¡Vaya si cenamos!!

Anuncios
0

TEEYLT 18.- Y LLEGAMOS AL CÓCTEL

Subidos en el autobús llegamos a Huércal de Almería, al restaurante Casa Rafael, donde nos esperaba el cóctel de bienvenida para todos los invitados. Los novios teníamos claro que no queríamos salir a echarnos fotos fuera durante el cóctel, así que nos quedamos con todo el personal degustando los ricos canapés que nos ofrecieron allí.

Así pues, nos pusimos a dar vueltas por todo el recinto con el fotógrafo detrás de nosotros con la única intención de sacarnos fotos con toda la gente, y con los que no pudimos en ese momento, lo hicimos después.

1 1 (1) 1 (2) 1 (3) 1 (4) 1 (5) 1 (6) 1 (7) 1 (8) 1 (9) 1 (10) 1 (11) 1 (12) 1 (13) 1 (14) 1 (15) 1 (16) 1 (17) 1 (18) 1 (19) 1 (20)

Ah, y como el novio tenía el capricho de servir vino de Barón de Ley en el cóctel, exceptuando un problemilla que tuvimos con los camareros, se sirvió reserva del 2009 y blanco de 2013. Ahí lo tenéis.

Prueba botellas de vino (4)

1

84.- EL COCHE DE LOS NOVIOS

Imagen

Ahora que faltan menos de cincuenta días para la fecha de la boda, una de las cosas que tenemos que organizar que nos ha surgido hace poco ha sido el asunto del coche. ¿Cómo llegará la novia a la ceremonia? ¿Cómo se irá la pareja después al restaurante?

La verdad es que este asunto supone grandes quebraderos de cabeza para otras parejas con las que hemos hablado. Sin embargo, para nosotros ha sido algo muy sencillo y muy rápido. La novia no quiere ni limusinas, ni pedazomercedestoguapo, ni coches de caballos, ni nada que se le parezca. La novia dice que para ella lo importante no es cómo llegar, sino poder disfrutar del día con la gente.

El novio, por su parte, dice que tampoco le hace especial ilusión ir en un cochazo. De hecho, la intención es que llegue al ayuntamiento en el mismo autobús en el que van a ir los invitados desde el hotel. ¿Para qué complicarse la vida en cosas que no son importantes?

Imagen

Pero como una cosa no quita la otra, el coche irá sobrio pero decorado. No pasa nada por querer llevar unas flores en el coche, ¿verdad? Así que sí tenemos previsto decorar el coche. Además, tener el coche decorado para boda puede abrir puertas a la hora de aparcar en algún sitio restringido.

Ah, y tenemos pensado un chófer para el coche pero él todavía no lo sabe. Pronto lo sabrá. ¿Venderán gorras de plato en las rebajas?