0

TEEYLT 06.- LA LLEGADA DE LA NOVIA

El día de la boda a la novia no le pilló el toro. Se levantó temprano, desayunó con su madre y su hermana, y fue a la peluquería a acompañar a las parientas: madre, hermanas, cuñada, suegra… Si te levantas temprano hay tiempo para todo. A ella no la iban a atender hasta más tarde, y es que la novia tiene esos privilegios el día de su boda.

Pero claro, peinarse y comer es difícil a la misma hora, así que sólo pudo la pobre comer un poco de melón. Eso sí, quedó muy, muy guapa en la peluquería. Así que entre una cosa y otra, llegó la hora del vestido, llegó la hora del maquillaje y se fue acercando la hora de salir.

La novia, sobre las 19:00, envió como avanzadilla a su madre y a su hermana al Ayuntamiento, ya que había que comprobar que el novio estaba allí y no había huido despavorido. Había preocupación porque no había contestado a ninguno de los mensajes de móvil que la novia le había enviado durante el día. ¡¡Incertidumbre!!

Y pasaba el tiempo y la avanzadilla tampoco confirmaba nada, así que llegó la hora en que dijo la novia: “Nos vamos ya”. Y el primo Miguel, que era el chófer de la novia, respondió: “Si la novia quiere ir ya, nos vamos”. La novia no llega nunca tarde y tampoco iba a llegar tarde el día de su boda. Así que se marchó la novia del brazo de su padre hacia el Ayuntamiento, más concretamente hasta la entrada principal de la Plaza Mayor, donde se empezó a encontrar con amigos y familiares.

gafas

La anécdota de la novia al llegar a la Plaza Mayor de El Ejido. ¿Aprecian ustedes las diferencias? Pues sí, llegó con las gafas de sol y no se daba cuenta. La gente le hacía gestos a su paso, pero los nervios y la emoción hacían que no se diera cuenta. Al final, un gesto acertado, hizo que fuera consciente de que una novia tiene que aparecer con la cara radiante, sin nada que la tape.

Y la novia llegó, y la novia entró dentro del Ayuntamiento, y la novia se encontró con el novio…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios
1

TEEYLT 05.- LA LLEGADA DEL NOVIO

El día de la boda al novio casi le pilla el toro. ¡¡No hay prisa!! ¡¡No hace falta madrugar!! ¿Para qué? La boda era a las 19:30. Pues con esa premisa empezó el día.

Por la mañana, el novio se levantó a las 11:30 de la mañana y tras colgar un cuadro en la pared (cosas de la noche anterior) se tomó una ducha reparadora, de esas “quitarresacas”. Lo mejor era ponerse fresquito y bajar al Dayamon a tomar un café tan reparador como la ducha. El caso es que yendo al Dayamon el novio se encontró con mucha gente, como era de prever. Desayuno frugal para empalmar con las tapas.

Y así fue. Tapear, tapear y tapear. Cerveza, tapa, cerveza, tapa, cerveza, tapa, café… ¿gintonic? Sólo Miguelma.

Así que haciendo el cabra, de repente, nos dieron las 16:30 y pareció que ya era hora de ir a vestirse. Había muchas cosas que hacer, acicalarse, vestirse y colocarse los gemelos, que aún no los tenía el novio. En la habitación se vistió tranquilamente y a las 17:50 se acercaron la madre y la hermana para los últimos retoques… Y al bajar al vestíbulo del hotel para coger el autobús, que esperaba en la puerta, de repente…

IMG-20140728-WA0020

Llorens estaba esperando en el vestíbulo con los gemelos que había hecho artesanalmente la hermana del novio y había guardado en secreto. ¡¡¡Los gemelos de Homer Simpson!!!

Así que aprovechando el momento para saludar a la gente, todo el mundo se subió al autobús para ir a El Ejido. El autobusero no era muy espabilado, así que aparcó un poco lejos de la plaza y el último tramo hubo que hacerlo andando. Había tiempo, eran las 18:45. Así que el novio decidió entrar a lo grande a la plaza…

1546027_10152613664962392_2934634305404973255_n¡¡Menuda comitiva!! Así que hubo que hacer tiempo esperando a la novia y lo mejor para templar los nervios fue tomarse un patxaran en el bar de al lado del ayuntamiento. Así paso el tiempo hasta que a las 19:25 el novio vio llegar a su suegra y le empezaron a temblar las piernas.

Llegó la hora.

0

27.- PASITO A PASITO

Imagen

Pasito a pasito seguimos completando cosas que hacer el 26 de julio de 2014. Por si queda alguno despistado, que sepa que nos casamos.

Esta semana hemos estado preparando las invitaciones. Nos quedan por preparar 29. Decimos que hemos estado preparándolas nosotros porque es así. No las hemos encargado a ninguna papelería ni a ninguna empresa. Hemos decidido diseñarlas y hacerlas completamente nosotros.

Por supuesto, no vamos a dar ninguna pista, ni vamos a poner una foto en el blog ahora. Llegará todo a su momento y cuando las tengamos repartidas, ya habrá tiempo de colgar fotos. Sólo diremos que no son las típicas invitaciones pero tampoco hay que esperarse algo extraordinarioluminosoextravagantemodernohipsterrararoraroraro. Digamos que está entre el fino equilibrio que hay entre las parafernalias propias de la ocasión y la intención de distinguirse un poco de los demás.

No es cuestión de empezar a ponerse nerviosos, ni a morderse los labios. Estamos seguros que no vamos a perturbarnos mucho y que vamos a ser capaces de llegar de una pieza a la boda. Dentro de poco vendrá la ruta de reparto de invitaciones, y entonces nerviosos no, pero…