0

80.- ¡¡DESPEDIDO… DE SOLTERO!!

Hagan juego, señores. Empezó el espectáculo. Casi sin tiempo a respirar en dos fines de semana consecutivos, dos despedidas de soltero.

Imagen

Hace una semana, el sábado día 17 de mayo, mientras el novio y la novia participaban en la feria de artesanía de Derio junto con la hermana del novio, sorpresivamente aparecieron tres amigos del novio y lo raptaron con la complicidad de la novia. No sin antes obligarlo a disfrazarse en mitad de la calle y obligarlo a recoger veinte firmas a favor de la implantación de la lucha mexicana en Euskadi.

Así comenzó la fiesta en Derio. Después tras un paso fugaz por el aeropuerto de Loiu, el novio se vio obligado a viajar sólo (con su disfraz) en autobús hasta el centro de Bilbao, donde poco a poco fueron apareciendo el resto de energúmenos.

No diremos mucho más. Ya os podéis imaginar viendo la fotografía que comimos comida mexicana y que cantamos muchas rancheras. Incluso bebimos tequila con chocolate. ¡¡Locura!!

También nos dio tiempo de jugar después a “Atrapa un txupiton”, la versión más alcohólica del programa de televisión. Y rizando el rizo, también hicimos una cata de cervezas, que sirvió para dar el pistoletazo de salida a la farra nocturna. ¡¡¡Absténganse abstemios!!! Aquí se celebra todo bebiendo.

Pues después de haber sobrevivido al día y a la noche, este fin de semana nos la han jugado a los dos, a la novia y al novio.

ImagenTras convidarnos a celebrar en Mendavia el cumpleaños de la prima del novio, que cumple el 8 de mayo, fuimos allá el viernes con toda la tranquilidad del mundo. Bueno, hay que decir que el novio sospechaba que le iban a secuestrar los otros amigos, los de Mendavia.

No fue así. El sábado por la mañana, tras unos cuantos percances, nos vimos en la bajera de la casa rompiendo dos piñatas con los ojos tapados, de las que salieron nuestros disfraces: el de flamenca y el de txikitero del Athletic.

¡¡Pobres de nosotros!! Nos toco recorrer todos los bares de Mendavia compitiendo entre nosotros en pruebas de baile, de cante, lanzamiento de txapela, etc. Y encima había penalización al que no superaba la prueba.

Menos mal que nos esperaba una opípara comida para reponer fuerzas para un día duro. Por la tarde, unos compinches nos llevaron hasta Logroño para teóricamente torear unas vaquillas. ¡¡Muy poco creíble!! Lo único que toreamos fueron los micrófonos del karaoke desde el que conseguimos que lloviera a mares.

Tras una no menos opípara cena, empezó la juerga loca. ¡¡¡Otra noche de fiesta!!! Seguramente nos podríamos acostumbrar a estas cosas, ¡¡eh!!

Queremos deciros a todos que nos lo hemos pasado muy bien, el novio en las dos despedidas y la novia en la última. También aprovechamos para agradeceros el detalle de raptarnos y echar unas risas… y unas copas.

Ah, y por supuesto que el novio no ha ganado Eurovision este año, aunque lo parezca.

Anuncios