1

TEEYLT 27.- LOS DETALLITOS

1

DIY es el acrónimo en inglés de Do It Yourself (Hazlo tú mismo). La novia y el novio teníamos clarísimo que no queríamos comprar los detallitos de la boda en ningún lado, que queríamos hacer algo personal.

7

En un primer momento, el novio tuvo una ida de pinza muy loca y pensó una cosa para regalar. No pudo ser por las complicaciones técnicas. (Tampoco vamos a decir qué es, porque nunca se sabe cuándo puede hacer falta esta idea de nuevo.) En un segundo momento, la idea fue más realista, que no significa ello que fuera exenta de trabajo. Decidimos hacer mermeladas caseras, al estilo de las antiguas mermeladas que preparaban las abuelas.

6

Así pues, nos pertrechamos de una trituradora para la fruta y decidimos prbar con mermeladas no habituales. Hicimos 8 sabores diferentes: Confitura de cebolla, mermelada de cereza, dulce de galleta y níspero, confitura de pimiento, mermelada de melocotón, mermelada de plátano y naranja, mermelada de zanahoria y naranja, y por último, mermelada de manzana, pera y canela. El caso es que mientras íbamos cociendo las frutas en la olla y probábamos el resultado, cada vez nos emocionábamos más, y cada vez nos poníamos más contentos llenando los más de 200 frascos de cristal.

5

Tuvimos que ir a una fábrica de frascos de cristal en Rincón de Soto, a comprar los envases. Nos trataron muy bien, pero claro, había que comprar lotes de 100 envases y tuvimos que hacer muchas cábalas para poder encajar todos los detalles con todos los invitados. Fue muy divertido.

4

También nos dimos cuenta, haciendo pruebas, que a cualquier fruta que le añadas galleta siempre mejora. Y es que en el fondo seguimos siendo como niños, y nos gustan las mismas papillas de frutas que nos han preparado de pequeños.

2

Hemos guardado todas las recetas de las mermeladas por si alguien quiere animarse a preparar tan suculentos manjares, o acompañamientos para platos. La confitura de cebolla o la de pimiento son buenas amigas de las carnes.

3¿Ustedes gustan?

8

Anuncios
0

81.- EL DIABLO ESTÁ EN LOS DETALLES

Imagen

Ciertamente no sabemos quién dijo la frase “El diablo está en los detalles”. Después “googlear” un rato parece ser que hay tres opciones. Por un lado están los que dicen que es un refrán popular inglés. Por otro lado están los que defienden que lo dijo el escritor de la saga Juego de Tronos. Por otro lado estamos nosotros, que como casi siempre pasa con lo que se busca en internet, no creemos que sea cierta ni la una ni la otra.
Pero al grano, que nos vamos por los cerros de Úbeda y el asunto que nos trae hoy al blog es daros la noticia de que ya tenemos los detalles para entregar el día de la boda a los y las que nos acompañéis. Están metidos en las cajas que se ven en la foto. Sí, en las cajas de vino de Mendavia.
¡¡Ja, ja, ja, ja!! Pensabais que os íbamos a contar qué era… Pues no. Sólo diremos un par de cosas:. Primera, son DIY, es decir (para los que no sois pijos), Do It Yourself (Hazlo tú mismo). Los detalles de boda los hemos hecho nosotros. Segunda, hay muchos diferentes.

¡¡Tachán!! ¡¡Tachán!!
Aprovechamos para felicitar a Txema y Marta, que se casan hoy, y salimos ya para Ezcaray a asistir a su boda. Como decían Kojón Prieto y los Huajoltes… ¡Ay, chaparrita! Caíste.

 

1

45.- LAS INVITACIONES

Imagen¡¡¡Bufff!!! Ahora estamos con el tema de las invitaciones. Empezamos a repartirlas estas navidades aprovechando que bajábamos a Almería. Así pues, llevamos todo el cargamento hasta El Ejido para dárselas a familiares y amigos de allí. Repartimos las que nos dio tiempo y el resto las dejamos para que se encargaran de entregarlas por nosotros. También hicimos parada en Jaen y el Albacete para repartir más invitaciones por allí.

Ahora estamos sobre todo con las invitaciones de Mendavia y de la familia de La Rioja. Son muchísimas para repartir y hay que andar ojo avizor. Este fin de semana hemos repartido unas cuantas. ¿La estrategia? Aparcar el coche con todas las invitaciones en el maletero y salir corriendo a por ellas en el momento en que hemos visto a algún invitado. ¡¡Todo el fin de semana corriendo!!

Y como las de Bilbao (y alrededores) son las más sencillas de repartir pues las vamos dando conforme se presenta la ocasión. Que vamos un día a tomar algo con un amigo, pues le llevamos la invitación. Que vamos a San Mamés a ver un partido, pues invitación al canto. Que hemos quedado para dar un paseillo por ahí, la invitación debajo del brazo… Y si no, pues ya organizaremos alguna cenita en casa.

¿Conseguiremos el reto de tenerlas todas repartidas antes de que se acabe el mes de febrero?

PD. Las invitaciones las hemos hecho nosotros. Son caseras 100%, pero hasta que no las repartamos todas, no pondremos ninguna foto de ellas.