0

92.- OPERACIÓN PASO DEL ESTRECHO NUPCIAL

Se encuentran dos amigos y le dice uno al otro:

–       ¡¡Hombre, Juan!! ¡¡Cuánto tiempo sin verte!! ¿Qué tal te va?

–       Pues ya ves. Preparando las vacaciones de verano.

–       ¿Ah, sí? ¿Y qué vas a hacer?

–       Estas vacaciones voy a pasar el estrecho de Gibraltar en bicicleta.

–       Pero estás loco, eso es imposible.  ¿Cómo vas a pasar el estrecho en bicicleta?

–       ¡Hombre, digo yo que no será tan estrecho!

Este momentazo de humor nos sirve para arrancar con el drama que nos va a suponer la bajada hasta Almería para la boda. En realidad, nos referimos al drama que le supondrá al novio. La novia, que siempre está más atareada que el novio en estos casos, baja a Almería una semana antes de la boda para poder organizarlo todo.

Imagen

El novio llegará a Almería dos noches antes de la boda pero con un serio problema… ¡¡Tiene que bajar todo lo que la novia no puede bajar y lo que no hemos podido bajar antes!! Empecemos con la lista. Lo primero, el traje del novio. Obviamente, hay que empaquetar bien el traje en su correspondiente funda, con su chaleco, su camisa y toda su parafernalia. Que no se arrugue y que vaya bien colgado dentro del coche. No se puede preparar hasta que lo recojamos unos días antes de la boda, aquí en Bilbao.

El sufrido novio tiene que meter en el coche también la caja con sorpresas Nº1, la caja con sorpresas Nº2, la caja con sorpresas Nº3 y la caja con sorpresas Nº4. Por supuesto, no vamos a desvelar que contienen las cajas. Solo diremos que hay cajas que entran en el maletero y hay una caja que hay que colocarla en el asiento trasero del coche porque no cabe atrás. A unas les puede dar el calor y a otras no, por lo que tienen que ir dentro del coche con el aire acondicionado.

Esto sería más o menos normal si no tuviéramos también que meter las tres cajas de las que hablamos en la entrada número 81, es decir, los detalles de la boda para los invitados. Pero claro, como a la familia más directa se los vamos a dar en casa y no en el restaurante, pues hay que meter otra caja donde estén los detalles para las madres, padres y hermanas.

Imagen

Claro, que después hay que pensar en meter las maletas para los días que estemos en El Ejido y en Almería. Decimos maletas porque hay que preparar la maleta del novio y la maleta de la novia, que ella bajará en avión con una pequeña bolsa de mano y el resto de la ropa irá en la maleta.

Y después… y después… y después se acabó. Ya no seguimos con la lista, que si no esto no se termina nunca. Ya hemos tenido ofrecimientos para bajar cosas en vehículos ajenos, así que no os despistéis que es fácil que os llamemos. Ocupa mucho espacio trasladar una boda.

 

 

Anuncios