0

TEEYLT 14.- LA CEREMONIA (VIII)

Cuando ya pensábamos que tocaba el momento de los besos y los abrazos, las felicitaciones y los buenos deseos, de repente dice el jefe de protocolo que no nos podíamos marchar hasta que nos dieran una sorpresa. ¡¡Nunca se anuncia una sorpresa!!

Así que estuvimos de pie esperando a que llegara la sorpresa sin saber cuándo y cómo iba a ser pero sin poder saludar a la gente. ¡¡Qué incertidubre!! Más o menos fueron 5 minutos de espera y la tensión en el ambiente crecía.

Mereció la pena la espera porque recibimos este impresionante regalo:

Un Aurresku de honor en pleno El Ejido. El regalo corrió por cuenta de los primos del novio, que se pasaron un montón de semanas ensayando y practicando el baile.

¡¡Eskerrik asko!!

Anuncios