0

TEEYLT 37.- LA RANCHERA SORPRESA.

Este es el momento que más le gustó al novio de toda la fiesta en el restaurante. Los nervios estaban a flor de piel y el dueño del restaurante, que estaba de maestro de ceremonias en el salón, no hacía más que recordarnos que se estaba haciendo muy tarde para empezar el baile. Pasaba una sorpresa, llegaba otra, venía algún imprevisto, surgía alguna actividad improvisada, etc. y la hora de la ranchera no llegaba hasta que llegó.

El novio había compuesto la canción y había pedido colaboración a las personas que sabía que se iban a atrever a salir a dar la cara: las amigas de Mendavia de la novia, los amigos del novio de Mendavia músicos y LK. Nadie más lo sabía, y me guardaron más o menos bien el secreto. (Alguno se pasó todas las vacaciones, la semana de antes a la boda, ensayando en el apartamento donde estaba con otros invitados a la boda).

DSCF5042

Así pues, llegó el momento de la canción y se acercaron todos con las guitarras, el sombrero mexicano y… ¡¡los bigotes para las chicas!! Incluida la novia. ¡¡Momentazo!!

Os dejamos esta canción para que os la aprendáis y la cantemos un día todos juntos.

Anuncios
0

TEEYLT 36.- LOS REGALOS. LOS CHICOS Y LAS CHICAS DE BILBAO.

Seguimos con más regalos de esos envenenados, de los que tienen una prueba previa para hacerse con él. Hoy nos tocan los chicos y chicas de Bilbao. Hay que decir que aquí también se sumaron otros amigos y amigas que no venían ni de Almería ni de Mendavia y que hicieron buen equipo con la gente de Bilbao. En este caso estamos hablando de la típica exageración vasca y de perder el sentido de la mesura. Esto nos encontramos de repente:

Nos trajeron, al son de la banda sonora de ”Piratas del Caribe”, el cofre o el baúl del tesoro. Ese baúl estaba lleno de botellas de cristal llenas de billetes y más cosas. Pero, además de botellas, el baúl estaba lleno de arena de playa y arroz, haciendo que pesara tanto como parecía y un poquito más. 20140727_013323-1 Sólo hay que decir, que lo tuvimos que dejar en el restaurante y pasar al día siguiente a recogerlo porque no lo podíamos coger. Y además, lo tuvimos que sacar del restaurante subido a un carrito de servir, porque entre dos era difícil poder levantarlo. 20140727_013255-1 Por lo demás, tampoco fue la prueba difícil de la boda, ya que lo único que había que hacer era vaciar el baúl y las botellas para podernos hacer con el regalo. Diremos, también, que sólo se nos rompió una de las botellas y que a día de hoy las guardamos como recuerdo y guardamos las cochas de moluscos que había también en el baúl. ¿Servirán, quizá, algún día para decorar alguna estancia? ¡¡Gracias!!

0

TEEYLT 31.- EL RAMO DE LA NOVIA. A LA SEGUNDA VA LA VENCIDA.

Al principio de la noche, en el cóctel de bienvenida ya habíamos hecho una broma con el ramo de flores de la novia, tirando margaritas falsas a todas las invitadas de la boda (Entrada del blog TEEYLT Nº20)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sin embargo, este era el momento de pasar a la acción entregando el ramo bueno de la novia. La novia no lo iba a lanzar, se lo iba a dar a alguien que lo tenía adjudicado: Iratxe, la hermana del novio.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El problema que teníamos es que para que fuera sorpresa no podíamos poner una canción y dar vueltas por las mesas como habíamos hecho con la entrega de las tres parejas de muñequitos. Teníamos claro que queríamos poner una canción de “Platero y tú”, que es el grupo favorito de Iratxe, y la novia tenía claro que había que poner una canción que resultara amable. Pues nos costó un rato encontrar una letra de “Platero y tú” que no hablara de temas escabrosos. Pusimos finalmente “Si la tocas otra vez”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Así pues, en cuanto comenzó a sonar la canción salimos a lo loco a la mesa de la hermana del novio y del cuñaaaao a entregarles corriendo el ramo. El caso es que el ramo también surtió efecto y este 26 de septiembre nos vamos a la boda de Iratxe y de Pedro a Laguardia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

0

TEEYLT 30.- PAREJITAS CASADERAS III

No hay dos sin tres, así que dimos una tercera pareja de muñequitos de boda. La tercera pareja fueron los elegidos por nosotros para ser los representantes “casaderos” de Bilbao.

La canción para la entrega de los muñequitos a esta parejita fue “Yaketi Sax” de Milly Melly & Fruit Jelly aunque todo el mundo reconoce esta canción como la que sonaba en las persecuciones que había en la serie de humos de Benny Hill. Eso sí, no pensamos explicar quién es Benny Hill. Los más jóvenes siempre tienen la oportunidad de buscarlo en Youtube.

Con estos cerrábamos la trilogía de muñequitos de boda, con la “isla” bilbaína. Para los más observadores, no hará falta que digamos que la canción termina bruscamente porque aparece sorpresivamente el himno del equipo de fútbol de Bilbao, el Athletic Club. Y es que tanto uno como la otra están bastante relacionados con el Athletic. Cada uno a su manera, así que no podía faltar esta referencia. (Dicen las malas lenguas que el novio había amenazado días antes con llevar la camiseta del Athletic por debajo del traje).

Lo bueno es que esta pareja sí que están acostumbrados a ver en las bodas lo de la entrega de los muñequitos y se vinieron arriba enseguida. ¡¡Beso incluído!! Ah, como detalle, Mikel llevaba una corbata con el símbolo del centenario del Athletic…

images

0

TEEYLT 28.- PAREJITAS CASADERAS (I)

vlcsnap-2015-04-21-13h35m18s42

La boda se celebró en Andalucía y por allá no se estilan ciertas cosas que sí se estilan por el norte. En este caso, quisimos seguir con la costumbre de entregar una pareja de muñequitos de la tarta a las parejas casaderas que estaban en el convite.

Tratamos de hacerlo breve, pero a pesar de los pesares, no lo conseguimos y se prolongó el rato de la cena más de lo que teníamos previsto, pero creemos que quedó bien.

Además, siguiendo con la línea de presentar las tres islas, entregamos la primera pareja de muñequitos a Estefanía y Carlos, primos de la novia, por parte de la familia de Andalucía.

Este fue el momento, y la sorpresa de no estar acostumbrados a que se hagan estas cosas en las bodas.

La canción para la entrega de los muñequitos a este par de dos fue “Hey, beautiful”, y la tocan el grupo The Solids. Para los más despistadillos, diremos que es la careta de entrada de la serie “Cómo conocí a vuestra madre”, que es una de nuestras favoritas.

0

23.- LAS FOTOS EN LAS PANTALLAS

¡¡Ay, Dios mío!! Esa fue la frase más recurrente durante toda la cena. ¿Por qué? Pues porque los novios prepararon una pequeña broma para los invitados en forma de montaje fotográfico.

Durante la cena se iba emitiendo por las diferentes pantallas que había en el salón este montaje, que supuso que más de uno y más de una no pudiera pegar bocado a la comida entre las risas (o la indignación). Así es la vida, es el riesgo de participar en nuestro juego.

Aquí os lo dejamos para que disfrutéis…

0

22.- EL MENÚ

La cena es ese momento de las bodas que está todo el mundo esperando porque llegan caninos. En el transcurso desde la ceremonia hasta que se sale para el restaurante, la gente piensa “no voy a comer nada, que luego vamos a comer mucho”. Así que en el momento de sentarse a cenar están todos con mucha hambre. De todos modos, ese es el objetivo, ¿verdad? Así que como había buen apetito, comimos. Nosotros no somos de esos novios que no prueban bocado en dia de su boda. Nosotros queríamos participar de todo y nunca nos ha quitado el hambre el nerviosismo.

fotografo fernando 0385

Nos sentamos en la mesa presidencial acompañados a un lado de los padres de la novia y al otro lado de la madre del novio y empezó el festín. Adelante. Ya se sabe que mientras los novios no hacen cosas no las hace nadie. Mientras no se sirva a los novios, nadie come. Mientras no se dé de beber a los novios, nadie bebe. Y eso está muy bien, cuando eres el novio o la novia 🙂

Pues para los que no estuvisteis os dejo un repaso del menú, y así veis lo que os perdisteis. Los aperitivos no los destallamos porque había muchísimos diferentes y tampoco hay que aburrir.

Ensalada de pulpo, bacalao y gulas con arándanos en su vinagreta de pimentón.

1

Milhojas de lubina.

2

SORBETE: Mojito.

3

Trío de ibéricos. Presa, pluma y secreto con salsa en su jugo y pastel de patata.

4

Pero tampoco íbamos a ser nosotros los que inventáramos la rueda y nos dejamos llevar por las algaradas habituales de estos eventos. Ya sabéis. Gritos de ¡¡que se besen, que se besen!! y sus múltiples variantes (¡¡que se besen los padrinos!!, ¡¡en lo alto de la silla!!, etc). Eso sí, que nadie nos vuelva a decir que el día de tu boda no tienes tiempo ni de cenar, porque nosotros cenamos… ¡¡Vaya si cenamos!!