0

18.- A VUELTAS CON EL 25 DE JULIO

Imagen

Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no. Ahora sí. Ahora no.

Nos está entrando un complejo de intermitente bastante intensa. Primero el día 25 de octubre era fiesta y el día 25 de julio también. Después el día 25 de octubre era fiesta y el 25 de julio no. Ahora el día 25 de octubre no es fiesta y el 25 de julio tampoco.

No vamos a entrar en disquisiciones políticas porque no es el objetivo del blog, pero nos están haciendo la puñeta con tanta voltereta laboral. El Parlamento Vasco ha aprobado hoy la derogación del día del País Vasco que instauró la entente entre el PSE y el PP. Hasta hoy se celebraba el día 25 de octubre, como conmemoración de la aprobación del estatuto de autonomía del País Vasco. Tres años ha durado el día.

Ahora, falta sustituir la fiesta por otro día. Sólo ha habido una propuesta en el parlamento, que es declarar festivo el 3 de diciembre, día internacional del Euskera, que coincidiría también con la fiesta navarra de San Francisco Javier. Esta propuesta ha sido rechazada.

En estos momentos, parece ser que la mejor colocada es el 25 de julio, que es la que nos viene bien porque sería la víspera de nuestra boda. De este modo, como planeamos en un principio, los que vengan de lejos tienen todo el 25 para hacer el viaje. La propuesta parte de las instituciones alavesas debido a que ese día tradicionalmente se celebra el “Día del blusa” en Vitoria. El Gobierno Vasco ha dicho que someterá a consultas esta propuesta con los organismos laborales y, si hay acuerdo, llevará la proposición al parlamento.

Quedémonos con lo bueno y esperemos que al final el día elegido sea el 25 de julio, y nos da igual que sea por agraciar a los blusas de Vitoria o por agraciar a los partidarios del “Santiago y cierra, España”. El fin nuestro es que tengáis un día por lo menos para hacer el viaje. Lo que pase en 2015 será otra historia.

Anuncios