0

TEEYLT 04.- EL DAYAMON

esce

Si hay un lugar que haya marcado los días en Almería alrededor de la boda es el Dayamon café.

Nos atreveríamos a decir que todas las personas que vinieron a la boda y se alojaron en el hotel, pasaron por allí. Había gente a todas horas. Te levantabas y te encontrabas gente desayunando en la terracita del bar. Por la tarde se tapeaba y por la noche se sirvieron muchos gintonics a cuenta de la peña del bodorrio.

La víspera de la boda hubo una fiesta de salsa. En la web www.almeriabaila.com , rebuscando un poco, podéis ver las fotos, pero por si acaso os dejamos aquí algunas de las más divertidas. Allí estuvimos meneando el esqueleto y tomando unos refrigerios. En fin, que es lo que comentábamos hace dos entradas. La gente tenía ganas de fiesta desde el mismo momento que llegaron a Almería. Los que habían llegado antes fueron dando la voz de alerta acerca de que había una fiesta salsera en el bar de enfrente del hotel y los que estaban de viaje iban viendo esa información en el grupo de whatsapp que hicimos los novios para informar de todo. Así que los que llegaron el viernes por la noche se fueron prácticamente directos al Dayamón. Incluso quien llegó a las 3 de la mañana de viaje, también se fue al Dayamon.

esce2

Algunos se retiraron antes (tequila mediante) y otros se retiraron más tarde, pero a pesar de ello, la mayor parte de la gente bajó a desayunar… ¡¡¡Al Dayamon!!! Hicieron el agosto, en julio, a nuestra costa. Seguro que están deseando que se case alguien pronto por allí cerca.

Víspera de la boda (4)

Víspera de la boda (19)

Víspera de la boda (14)

Víspera de la boda (12)

1

TEEYLT 03.- LA VÍSPERA DE LA BODA. LA NOVIA

Para la novia el día antes fue perfecto, ya que… ¡¡¡incluía amigos, tapas y playa!!!!!

Por la mañana fue todo muy normal, se dejó mimar un poco (¡¡¡bueno, mucho!!!) por Aqua Zen spa, donde ese día tocaba manicura y pedicura, y después de ese momento tan zen, unos cuantos mandaos sin más y recoger el vestido en Pronovias.

Se fue corriendo a casa de su hermana a ayudarla, dado que comíamos todos en su casa (padres, primos y hermanas).

Después de comer aprovechamos novio y novia para hacer el último ensayo de la coreografía, ya que como la novia se había ido a Almería una semana antes de la boda, iba a ser el último antes del gran día.

Y tras esto, las amigas de Mendavia de la novia (¡¡¡que estaban más nerviosas que la novia!!!) se habían desplazado a El Ejido a pasar un rato, lo cual le hizo mucha ilusión. Fuimos a la playa con las amigas, David, su hermana Elena y su primo Miguel y lo pasamos genial. Ya sabéis el buen clima de Almería, un bañito, cuatro cotilleos de última hora.

Fuimos a casa de la otra hermana de la novia, Pili, para pegarnos una ducha y acicalarnos, y ya guapos y guapas fuimos de tapeo por El Ejido para reponer fuerzas después de la playa, esta vez con mi hermana, Pili, y la sobri, Carmen. Las tapas geniales, las niñas alucinando del tapeo de Almería claro esta… allí también llegaron otra pareja de amigos, Carmen y Miguel, que además llegaron perfectos para la ultima tapa y sobre todo para …¡¡Un mojito en el Cubanito!! Como no podía ser de otra forma.niñas

Había que terminar bien el día y así fue, muchas risas, historietas y buen rollito para el día antes de la boda.

0

TEEYLT 02.- LA VÍSPERA DE LA BODA. EL NOVIO.

Este día es muy diferente desde el punto de vista en que se mire. El punto de vista del novio fue muy sencillo: tranquilidad y fiesta. No son conceptos contrapuestos. Digamos que son conceptos sucesivos. Empezó el día tranquilo y acabó movido.

La mañana fue un cúmulo de “mandaos”, como dicen en Almería. Había que pasar por Casa Rafael a llevar cosas para la fiesta. Lo normal: sombreros mejicanos, pelucas, rotuladores, guitarras, chaquetas de cuero, etc. Después el novio tuvo que arreglar con el jefe de Teletaxi Almería la forma de concretar los viajes para los invitados después de la fiesta. Y por último, viaje a El Ejido a pasar por las manos de Jesús, el peluquero de cabecera de la familia. Y justo después de ese momento no se encontraron los novios. Fue comiendo en casa de la hermana de la novia con los padres de la novia y los primos de Albacete.

La tarde tampoco fue muy movida. Lo típico: siesta, más recados, compra en el mercadona, etc. Todo eso antes de volver al hotel y empezar a recibir llamadas de la gente que llegaba en hordas.

Pero sí, había que arreglarse un poco y salir a cenar por ahí. Así que nos juntamos un grupo de amigotes y familiares y nos fuimos camino del centro y no llegamos. Nos colamos al bajar y al final decidimos desandar lo andado y pararnos en un bar a tomar unas tapillas y unas raciones. Pero claro, mientras estábamos cenando al novio le llamaban desde el bar de enfrente del hotel el resto de amigos que andaban por allí. El novio decidió subir hacia ese bar mientras los demás terminaban de cenar y ahí se empezó a liar la cosa. A mitad de camino se encontró con sus primos de Mendavia, Jose y Eduardo, y claro, tuvieron que tomarse una copichuela previa. Nos reímos mucho, y se pasó tan rápido el tiempo, que los de la cena nos adelantaron. Cuando ya, por fin, llegamos al bar nos encontramos esto:

Víspera de la boda (1)

Y después, para qué más detalles. Ya sabéis: copas, risas, excesos…Se nos hizo tarde. Digamos que entramos holgadamente en el día de la boda.